17 de marzo: Nace el Pianista Mario Ruiz Armengol

Mario Ruiz Armengol fue un pianista y compositor mexicano de música clásica y música popular. Hijo del pianista y director de orquesta Ismael Ruiz Suárez y Rosa Armengol

   Su intuición musical lo pone al frente de un piano a los ocho años, y a los quince debuta como director de orquesta en la compañía de Leopoldo Beristaín, donde los músicos tuvieron que hacer una «cooperacha» para comprarle unos pantalones largos al precoz director. A los 16 años forma parte del grupo fundador de la XEW y empieza a adquirir fama como compositor, arreglista y director de orquesta, interpretando su música Andy Rusell, Chucho Martínez Gil, Jorge Negrete, Emilio Tuero, Fernando Fernández, María Luisa Landin, Amparo Montes, José Antonio Méndez, Lola Beltrán, Marco Antonio Muñiz, y recientemente José José, Gualberto y Arturo Castro, Guadalupe Pineda, Roberto Pérez Vázquez, Rodolfo «Popo» Sánchez, José Luis Caballero, Enrique Méndez, Paty Carrión, Mariana Alvarez y Verónica Ituarte entre otros.

En 1936 estudia armonía y contrapunto con el maestro José Rolón. A partir de 1942, año en que conoce e inicia su amistad con Manuel M. Ponce, comienza su trabajo en la cinematografía mexicana, actividad en la que compuso música para diferentes películas: Santa, Resurrección, San Francisco de Asís, El Baisano Jalil, El Ángel Negro, Mujeres y Toros, Ay Amor que malo eres.., entre otras. También su notable capacidad profesional le permitió dirigir la orquesta de grandes comedias musicales al lado del inolvidable Manolo Fabregas, como Mi Bella Dama, El Hombre de la Mancha, Violinista en el Tejado, Mame, y muchísimas mas.. En 1948 conoce a Rodolfo Halffter quien lo motiva a escribir sus «Siete ejercicios de Composición y Armonía» que son la piedra angular de su vasta producción. En 1954 es nombrado «Mr. Harmony» por los monstruos sagrados de la música contemporánea norteamericana, tales como Duke Ellington, Billy Mays y Claire Fisher. También compone su primera obra clásica: «Preludio para Piano y Arpa», dando comienzo a una nueva etapa en la vida de Don Mario, que sigue hasta hoy, legándonos su creatividad musical.