EL ROMPECABEZAS AUMENTA LA CONCENTRACIÓN

Los rompecabezas o puzzles son juegos antiguos, pero totalmente vigentes. Fueron inventados en 1762 por el londinense John Spilsbury y un siglo después empezaron a fabricarse en serie.

Por diversión, entretenimiento o como una forma de relajarse; armar rompecabezas es una actividad tanto para chicos como para grandes y de la cual se pueden obtener muchos beneficios.

Hoy la industria se ha preocupado de mejorar la textura, calidad, tamaño y temática de sus materiales. Son absolutamente heredables entre hermanos y, aún más, los niños pueden armarlos en equipo.

1. Mejoran su capacidad de observación, análisis, concentración y atención. Ejercita también su memoria visual, puesto que deben tener un esquema previo de cómo era el puzle y recordar en qué lugar tienen que colocar cada pieza.

2. El rompecabezas también ayuda al niño a trabajar la motricidad fina de los dedos a través de la manipulación de las piezas y de los movimientos de pinzado.

3. Construir un puzzle exige lógica y paciencia. Se puede jugar tanto en solitario como con varias personas, entre amigos o en familia. Además, no tiene idioma ya que de lo que se trata es de reconstruir una imagen.

4. Es un juego que estimula, su inteligencia espacial y a mantener despierto el interés de llegar al final.

5. Desarrolla la capacidad lógica y el ingenio de los niños, que tienen que crear diferentes estrategias para lograr armar todo el conjunto.

6. Contribuye en la resolución de problemas, así como desarrolla la capacidad de tolerancia.

Anuncios