Las 5 mejores zonas arqueológicas para vivir el equinoccio

Este año la entrada oficial de la primavera ocurrirá el viernes 20 de marzo(hacia las 16:57 hrs, tiempo del centro de México), por lo que -si las condiciones climáticas lo permiten-, el evento arqueo-astronómico podrá advertirse el 21 y 22.

chichen-itza-el-castillo

Zona arqueológica de Chichén Itzá
Ubicación: estado de Yucatán.
Cómo llegar: carretera Mérida-Cancún (núm. 180).
Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.
Hora ideal para visitar en equinoccio: las 13:00 hrs.

Capital de los antiguos mayas itzáes que habitaron en la Península de Yucatán durante el periodo Clásico (1200-1521), esta zona arqueológica es famosa por el espectacular juego de luces y sombras que cada año ocurre durante los equinocciosde primavera y otoño en una de las esquinas del imponente Templo de Kukulcán oEl Castillo. Ahí, durante aproximadamente 30 minutos -que bien pueden convertirse en la mejor experiencia cósmica de tu vida-, puedes admirar cómo el cuerpo del dios Serpiente Emplumada “se va dibujando”, de arriba a abajo, hasta completar la silueta serpentina de la deidad, coronada por una enorme cabeza de reptil que, poderosa, destaca a los pies de las escalinatas de este magnífico templo.

Teotihuacan_Pyramid_of_the_Moon-580x210

Zona arqueológica de Teotihuacan
Ubicación: Estado de México.
Cómo llegar: carretera México-Pirámides (núm. 130).
Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.
Hora ideal para visitar en equinoccio: las 12:00 del medio día.

La zona arqueológica más visitada de México durante los últimos cinco años, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es un excelente lugar para recibir a la primavera. Al tratarse de uno de los centros ceremoniales más grandes del México antiguo (se sabe que en su momento de mayor esplendor, hacia el siglo VI de nuestra era, llegó a alcanzar los 23 km2), cualquier lugar -aunque no sea lo alto de las pirámides del Sol y de la Luna-, es ideal para entrar en contacto con los rayos del astro rey. Para quienes no lo saben, la “ciudad de los dioses” también ofrece otro evento solar poco conocido, que bien valdría la pena presenciar durante estas fechas: en el patio del llamado Templo de Quetzalpapálotl, un perfectamente medido juego de luces y sombras hace que las almenas de la construcción iluminen ciertas partes de la misma indicando con ello el inicio de un nuevo ciclo de tiempo, perfecto para sembrar o bien para reportar en la guerra.

IMG_2880

Zona arqueológica de Dzibilchaltún
Ubicación: estado de Yucatán.
Cómo llegar: km 21 carretera Mérida-Puerto Progreso (núm. 261).
Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.
Hora ideal para visitar en equinoccio: las 5:00 hrs.

Cerca de la ciudad de Mérida, a tan sólo 21 km al noreste, se encuentra una zona arqueológica poco conocida: Dzibilchaltún. Aquí ocurre uno de los fenómenos solares más impactantes que se tengan registrados en cualquier centro ceremonial del México antiguo. Todo comienza alrededor de las 5:00 hrs, cuando el Sol hace su aparición por el rumbo del oriente. Poco a poco, a través de las “ventanas” y “puertas” del llamado “Templo de las Siete Muñecas” se puede apreciar cómo la silueta del astro rey va avanzando hasta posarse justo detrás del edificio, permitiendo al espectador, presenciar la asombrosa imagen del sol atravesando y enmarcando la construcción en un fantástico espectáculo que, de modo exacto, indicaba a los mayas el cambio de estación y con ello, la llegada de nuestra primavera.

templo-31

Zona arquelógica y Museo de Sitio del Templo Mayor
Ubicación: Centro Histórico de la Ciudad de México.
Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.
Hora ideal para visitar en equinoccio: las 6:00 hrs.

Los restos del edificio más importante para los aztecas, el Templo Mayor, son también un excelente escenario para recibir a la primavera por su alto contenido simbólico. Al tratarse del lugar exacto donde el sacerdote Tenoch vio la señal prometida por el dios Huitzilopochtli (el águila sobre el nopal devorando una serpiente), indicando con ello el sitio en el que los mexicas deberían fundar su ciudad México-Tenochtitlan, tú, al recibir los rayos del astro rey estás participando de una recreación del momento mismo en que, a las 12 de la tarde, Huitzilopochtli, en el cenit, entrega a los hombres lo mejor de su fuerza cósmica estelar. Te recomendamos visitar esta zona arqueológica durante las primeras horas del día. Si corres con suerte, podrás ser testigo de cómo el sol, al salir por el rumbo del este, alcanza a proyectar sus incipientes rayos por entre los dos templos dedicados a Tláloc y Huitzilopochtli, respectivamente, que lucían en lo alto del gran conjunto. Esta imagen y singular evento solar, que sin duda indicaba el cambio de estación o el inicio de un nuevo ciclo de tiempo, estaban solamente reservados para los sacerdotes que tenían en sus manos.

zona_arqueologica_el_tajin

Zona arqueológica de El Tajín
Ubicación: norte de Veracruz.
Cómo llegar: carreteras locales saliendo de Papantla (al oeste) y de Poza Rica (hacia el sur).
Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 hrs.
Hora ideal para visitar en equinoccio: las 12:00 del medio día.

Aunque en esta zona arqueológica no se desarrolla ningún fenómeno solar en particular, el sentido místico que le otorgaban sus antiguos pobladores la convierten en un sitio ideal para presenciar el equinoccio. El centro ceremonial de El Tajín, que anteriormente sólo era asequible para gobernantes, sacerdotes y jugadores de pelota, hoy es un espacio que recibe anualmente a miles de visitantes. Mientras los primeros rayos de la primavera calientan la tierra, puedes recibir su energía observando la magnífica Pirámide de los Nichos, la cual, claramente –por sus más de 360 oquedades que recuerdan al calendario solar- es una construcción erigida para venerar al mismísimo astro rey.

Anuncios