Aprovecha los chocolates que te regalaron este 14 de febrero, para tu semana de exámenes.

Suele decirse que ‘a nadie le amarga un dulce’. Y es que a más de uno le ha apetecido comerse un suculento bombón cuando ha tenido un día horroroso o si se ha sentido con el humor ‘por los suelos’.

Sabemos que el chocolate consigue levantarnos el ánimo. De hecho, los estudios dicen que el consumo de chocolate se asocia con el bienestar emocional. Esto tiene que ver con la liberación de determinadas sustancias en el cerebro, por ejemplo endorfinas, neurotransmisores como la dopamina o la serotonina, que contribuyen a regular el humor.

chocolate2
Incluso hay investigaciones que encuentran cambios en la actividad cerebral cuando se huele a chocolate o cuando simplemente se tiene a la vista, ¡sin necesidad de probarlo siquiera! Ese es uno de los poderes del chocolate, quizá el más reconocido. Sin embargo no es el único. Y tiene todo el sentido pensar que, si hay cambios en el estado de ánimo a consecuencia de modificaciones de la función cerebral, también los haya a otros niveles.

Y así parece ser. Según un artículo publicado en 2011 en la revista British Journal of Clinical Pharmacology, los flavonoles del cacao parecen relacionarse con una mejora en las funciones cognitivas y visuales. Según el documento, el cacao tendría estos efectos a través de cambios en el flujo sanguíneo cerebral y en la función editorial.

En esta revisión científica también se mencionan hallazgos interesantes que indican que el chocolate puede frenar los efectos degenerativos de la edad, manteniendo más jóvenes las neuronas, protegiéndolas delas neurotoxinas, reduciendo la neuroinflamación y promoviendo un mejor funcionamiento de la memoria y de la capacidad de aprendizaje aumentando la plasticidad cerebral.

chocolate-51136_640-300x199

Todos estos datos  justifican el hecho de que se estén realizando cada vez más esfuerzos para analizar los efectos beneficiosos del consumo de cacao en personas afectadas de la enfermedad de Alzheimer, o que se haya demostrado que el consumo de cacao reduce el riesgo de infarto cerebral.

La ciencia lo está documentando: el chocolate es un aliado del buen humor y el mejor funcionamiento cerebral, así que ¿quién se resiste ahora al placer de un chocolate?

Mixed-Chocs-chocolate-hd-image

Anuncios