Salvador Novo

E0407

El gran poeta, cronista y dramaturgo mexicano Salvador Novo nació un 30 de julio pero de hace 110 años.

Novo López nació en 1904 —en la Ciudad de México, aunque su infancia la vivió en Torreón, en donde se acercó por primera vez a la poesía, entre los seis y doce años— y falleció casi 70 años después, dejando atrás una reconocida obra de poemas, crónicas, y hasta obras de teatro y libros de gastronomía.

El joven Novo no terminó la carrera de abogado pero en cambio fundó, al lado de Xavier Villaurrutia, la compañía de teatro experimental Ulises (1927) y la revista Contemporáneos (1928).

Luego participaría en el lanzamiento del Instituto Nacional de Bellas Artes, en 1947. Se desempeñó en varios cargos públicos durante toda su vida, entre ellos fue jefe del departamento editorial de laSecretaría de Educación Pública.

En 1965 fue nombrado “Cronista de la Ciudad de México” por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Novo fue uno de los primeros autores mexicanos en ser traducido al inglés, e incluso a otras lenguas como el francés y el portugués. Ganó el Premio Nacional de Literatura 1967, luego de haber publicado 11 libros de poesía.

Sobre Salvador Novo:

– Le fascinaban los anillos, pues su forma circular representa el tiempo y la eternidad en varias culturas. Tenía muchos y gustaba usar varios en ambas manos al mismo tiempo. “El barroquismo de su vestimenta juego con lo florido de su lenguaje”, explicaría Teresa Madrigal.

– Le gustaba resaltar lo exótico ante la identidad mexicana. “… nacionalizó el humor de vanguardia”, describiría la investigadora Lila Xicoténcatl.

– Su sátira le fue reconocida como la “salida del clóset más provocadora de la literatura de habla hispana”, según Carlos Monsiváis.

– “Ejercitó las libertades sexuales y abrió un camino enorme hacia la visualización de los deseos que eran satanizados en esa época”, describió el poeta Juan Carlos Bautista.

– No le avergonzaba su homosexualidad, al contrario, la aceptó con orgullo y la plasmó en todo lo que escribía.

– Le preocupaba mucho su familia, siempre estuvo al pendiente de que no les faltara nada. Aconsejaba a sus primos e incluso ayudó económicamente a uno de sus tíos cuando estuvo en aprietos: “Tío Salvador, ya sabe usted que no existirá ninguna limitante para que los muchachos (sus primos) sigan estudiando”, recuerda lo que dijo a su padre Salvador López Antuñano, primo hermano de Novo.

– No le caía muy bien Diego Rivera y le dedicó una serie de versos satíricos muy ofensivos conocidos como “La diegada”.

– Le gustaba usar pelucas, tenía muchas.

– Murió el 13 de enero de 1974

– Hoy Google dedica un “doodle” a su memoria para recordar la llegada al mundo de este destacado escritor mexicano.

025842_doo_principal

Anuncios